Iniciativas de marketing verde y cómo sacarle el máximo partido

El marketing ha afianzado su importancia a medida que los procesos de industrialización se desarrollan en nuestra sociedad. Su influencia en la decisión de compra del consumidor se ha puesto de manifiesto con mucha frecuencia, convirtiéndola en una herramienta fundamental en las operaciones de una empresa. Es una solución al consumo excesivo de bienes, que conduce comportamientos de compra compulsivos por parte de los consumidores. 

Sin embargo, en esta nueva era económica los consumidores y las empresas se han vuelto más conscientes del impacto del consumo en el medio ambiente, el marketing se ha convertido en el vehículo de promoción de un nuevo tipo de mentalidad. Esta forma de marketing es lo que llamamos marketing ecológico o verde.

¿Qué es el marketing verde?

El marketing ecológico es la comercialización de productos y servicios respetuosos con el medio ambiente. Puede implicar aspectos, como la creación de un producto a través del ecodiseño, el uso de ecopackaging, la adopción de prácticas empresariales sostenibles como la economía circular, o la creación de una estrategia comunicación efectiva y transparente hacia los clientes. 

Este tipo de prácticas suelen tener un coste más elevado, pero también puede ser rentable debido a la creciente demanda. Por ejemplo, los productos fabricados localmente suelen ser más caros que los fabricados en el extranjero con mano de obra barata, pero tienen una huella de carbono mucho menor porque no tienen que atravesar el mundo para llegar hasta aquí. Para algunos consumidores y empresarios, el beneficio medioambiental supera la diferencia de precio.

Por lo tanto, el marketing verde no solo se centra en promover productos diseñados para ser totalmente sostenibles. Se trata de promover la conservación del planeta a través del consumo consciente de productos y servicios menos perjudiciales para el medio ambiente. 

LOHAS

Los consumidores que prefieren comprar productos ecológicos entran en la categoría «LOHAS». Lifestyles of Health and Sustainability (estilos de vida saludables y sostenibles).

«LOHAS describe un mercado integrado y en rápido crecimiento de bienes y servicios que atrae a consumidores cuyo sentido de la responsabilidad medioambiental y social influye en sus decisiones de compra».

Estos consumidores son partidarios activos de la salud ambiental y son los mayores compradores de productos verdes y socialmente responsables. También tienen el poder de influir en otros consumidores.

¿Por qué es importante el marketing verde para tu empresa?

Pase la importancia obvia de promover la conservación del medio ambiente con fines sociales y ambientales, el uso del marketing verde es también una forma de diferenciarse en el mercado y permitir que los consumidores tomen decisiones de compra basadas en consideraciones ambientales. 

En una encuesta de Ipso en Marzo 2020, menciona que casi el 40% de los españoles cree que el calentamiento global o el cambio climático es uno de los tres principales problemas medioambientales a los que se enfrenta España, seguido de la gestión de residuos (36%) y la contaminación del aire (33%). Por tanto, es un argumento valioso para los consumidores españoles y de todo el mundo.

¿Cómo utilizar el marketing verde en 2022?

Incrementa tu presencia online con el marketing digital

Las dos tendencias de esta década que se han visto aceleradas por la crisis del coronavirus son las compras en línea. Por lo tanto, la creación de campañas de marketing verde mediante una web, un blog o redes sociales es la forma más fácil y eficiente de promover tu marca. 

Recomendaciones generales:

  • Es importante que resaltes las cualidades de tu producto y brindes información a tu público del porqué.
  • Trabaja con personas influyentes para dar a conocer tu marca y producto (un artículo reveló que el 49% de los usuarios confían en personas influyentes cuando se trata de recomendar productos)
  • Aportar datos o ejemplos de los productos y materiales sostenibles ayudará a construir esa confianza y a captar el interés del consumidor. Ser simple, auténtico, transparente y preciso es la mejor recomendación. 
  • Difundir y publicar las iniciativas sobre temas de sostenibilidad y economía circular, aprovechando todos los canales de comunicación disponibles (redes sociales, blog, medios de prensa digitales, directorio de empresas, foros, reseñas, etc), involucrando a los clientes con el objetivo de promover la propuesta de valor de la marca y el producto.
  • Transmitir el mensaje de tu marca a través del diseño de tu web es muy importante, ya que una simple combinación de colores puede influir de diferentes formas a los usuarios, incluso en el tiempo en que permanezcan navegando en tu sitio.
  • Elige la combinación que más se adapte a la personalidad de tu empresa. Además de considerar el logotipo, es importante que mantengas la coherencia entre la imagen del sitio y las publicaciones que se hagan en blogs o redes sociales. Realizar esto definirá tu identidad visual y ayudará al consumidor a identificarte.
  • En relación a los objetivos, es decir lo que se quiere conseguir con la web, estos deben ser realistas y estar claramente definidos, de ese modo también será más fácil concretarlos dentro de un tiempo prudencial.
  • Crea contenido atractivo para tu cliente ideal utilizando recursos visuales como imágenes, videos, infografías, etc. 
  • Las etiquetas y certificados ecológicos nutren el mercado, pero antes de mostrarlos en la web es necesario conocer qué criterios recogen: si están basados en su ciclo de vida, en un aspecto ambiental concreto o en declaraciones ambientales de producto. Cuáles son los más restrictivos y por quién están avalados es importante comunicarlo. Y si aún no tienes certificados conoce quién está detrás de la certificación y qué público está interesado en consumirla.
  • Web adaptada a dispositivos móviles. Actualmente, Google penaliza en su buscador a aquellas webs que no están adaptadas y recientemente Google está tomando en cuenta como factor de posicionamiento la velocidad de carga de la web. Esto mejorará la experiencia del usuario mientras navegan.
  • Aportar datos o ejemplos de los productos y materiales sostenibles ayudará a construir esa confianza y a captar el interés del consumidor. Ser simple, auténtico, transparente y preciso es la mejor recomendación. Por ejemplo, nuestro producto o componente se ha fabricado generando:

100.36 litros de agua

75.6% de litros ahorrados

10.99 kg CO2 eq

16.3% de kg de CO2 ahorrados

9.15 g PO4 eq

37.6% g de PO4 ahorrados

5 iniciativas de marketing verde para inspirarse 

1. Patagonia

Patagonia es un gran ejemplo de marca que promueve el marketing ecológico sin caer en la trampa de intentar convencer a los clientes de que todos los aspectos de su negocio son sostenibles.

La marca minorista comunica claramente a los clientes los materiales que utilizan y que todavía necesitan alternativas ecológicas, y se asegura de que el resto de sus productos utilicen materiales ecológicos.

2. Starbucks

Como una de las marcas más reconocidas de Estados Unidos con un gran impacto global, Starbucks lleva promoviendo la sostenibilidad y el abastecimiento humano de sus productos desde principios de la década de 2000.

La empresa dona regularmente millones para el desarrollo de energías renovables y otros programas medioambientales y alcanzó el hito del 99% de café de origen ético en 2015.

También trabaja para reducir los residuos en sus envases y productos con vasos desechables, eliminación de plásticos y materiales de embalaje ecológicos.

3. IKEA

IKEA es un gigante del mueble que tiene establecimientos en todo el mundo.

Como marca importante centrada en las energías renovables y el abastecimiento sostenible, IKEA ha desarrollado una estrategia «People and Planet Positive» que promueve las prácticas ecológicas, la energía solar y los esfuerzos medioambientales regenerativos.

4. Timberland

Timberland es un fabricante y minorista de ropa que utiliza el marketing ecológico para crear un mensaje de sostenibilidad en torno a sus productos.

Timberland es un gran ejemplo de una marca que tiene un mensaje central tan fuerte que la gente está dispuesta a pagar más dinero para recibir productos ecológicos.

5. The Body Shop

Las marcas de belleza suelen estar bajo el microscopio para crear productos ecológicos y sostenibles, ya que la industria en su conjunto tiene un historial negativo de pruebas con animales y producciones químicas.

The Body Shop es una marca de belleza que ha construido toda su estrategia de marketing en torno a sus pruebas sin crueldad y sus esfuerzos ecológicos.



Deja una respuesta

Abrir Chat
Hablemos por WhatsApp
Hola, ¿En que te puedo ayudar?